Porque las Águilas tuvieron 26 intentos, pero sólo en dos quebraron

Richard Sánchez le dio el mejor regalo al americanismo y al cumpleañero Guillermo Ochoa, en el dramático triunfo de 1-0 sobre Toluca, en juego adelantado de la Jornada 3 del Apertura 2022. Fue hasta el 90+3′ cuando el paraguayo marcó un golazo para la primera victoria azulcrema en el torneo, al anidar el balón en el ángulo superior derecha, una anotación tan contundente que ni el VAR pudo hacer de las suyas, no otra vez. Porque las Águilas tuvieron 26 intentos, pero sólo en dos quebraron la resistencia del líder, ambas en la compensación de cada uno de los tiempos, en el primero con aquella pintura de Álvaro Fidalgo y la controversial decisión arbitral y en el segundo con ese potente tiro de Richard. El paraguayo evitó que el arbitraje se robará el show. El árbitro Adonai Escobedo revisó la jugada de Fidalgo en el monitor. Había que ser en extremo exquisitos para ponerle un pero a la anotación del español, al ángulo superior derecho, aunque presumiblemente Henry Martín estorbó el campo visual del portero Thiago Volpi (pese a que el balón pasó a un metro o más del delantero) y como estaba en fuera de lugar se invalidó la acción. No sólo a Ignacio Ambriz le volvió el alma al cuerpo, sino al lateral derecho Raúl López, quien soportó la reprimenda de Robert Huerta debido a su floja marca sobre Jonathan Rodríguez, quien le había dado el pase a Fidalgo, ayer titular por primera vez en el torneo. La polémica decisión arbitral y las múltiples fallas azulcremas influyeron para el drama ante un rival que sufrió la expulsión de Claudio Baeza al 31′, tras patinar ante lo mojado del césped y clavar los tachones en el tobillo de Diego Valdés. El asedio del América fue de tal magnitud que el lateral izquierdo Luis Fuentes coqueteó con el gol en tres ocasiones, ya fuera en un tiro de media distancia (recurso sumamente utilizado ante lo cerrada de la línea defensiva), un cabezazo o en aquel disparo tan desviado de Jorge Sánchez que por poco se convertía en una asistencia para el ex auriazul. El Toluca tuvo tres oportunidades para arruinar la noche del cumpleañero Guillermo Ochoa, pero el capitán respondió con otra de esas atajadas memorables, el sello de la casa, al tapar un remate de Fernando Navarro, quien tenía la portería a plenitud tras una diagonal retrasada de Jean Meneses. Memo Ochoa cumple 37 años y los celebró con un triunfo.
Artículo Anterior Artículo Siguiente